Coordinación de las órdenes de protección

Las oficinas provinciales de Alicante, Castellón y València han sido designadas por la Generalitat como puntos de coordinación de las órdenes de protección. Ello supone que estas oficinas asumen la función de encauzar y posibilitar una adecuada asistencia, sobre todo jurídico-social, a la víctima, y esto desde la perspectiva de un servicio pro-activo. Es decir, desde las oficinas se toma la iniciativa de contactar con la víctima desde que se recibe la medida de protección remitida por el órgano jurisdiccional que la dicta.